Trabajar desde casa: cómo evitar las distracciones cuando eres freelance

Cada vez son más las personas que trabajan como freelance por su cuenta y que tienen su despacho (o algo parecido) en su casa. Muchas bondades habrás leído sobre trabajar desde casa pero hay cosas que nadie te suele contar. Qué necesitas tener para ser autónomo o cómo gestionar tu tiempo para ser productivo son dos de ellas, pero hay otra que a simple vista parece banal pero no lo es tanto: cómo evitar las distracciones cuando trabajas desde casa.

A todo freelance le ha pasado en algún u otro momento: no se concentra, se distrae con todo y ve como día a día el tiempo se va en pequeñas nimiedades. Si estuviera concentrado durante toda su (supuesta) jornada laboral resultaría más productivo y además no tendría que arañar tiempo a los fines de semana o a las noches para poder cumplir con lo previsto.

Aprender a evitar distracciones cuando trabajas por tu cuenta es fundamental, y no siempre fácil de conseguir. Te voy a dar las claves para conseguirlo.

Foto de Iosphere.

Foto de Iosphere.

La capacidad de distraerse y concentrarse de cada uno es distinta y mientras hay quien puede hacerlo en un entorno molesto hay otros, como es mi caso, en los que eso de ‘distraerse cuando pasa una mosca’ es totalmente verídico.

Seas de uno u otro tipo (o el intermedio, probablemente) hay ciertas cosas ante las que es difícil no sucumbir. Es el caso de gente con quien convivas, llamadas de teléfono, mails entrando en la bandeja de entrada, la nevera…

Trabajando desde casa los motivos de distracción se multiplican porque, además, al contrario de lo que puede ocurrir en una oficina, no tienes un jefe o unos compañeros detrás que puedan llamarte la atención o ante los que tengas que demostrar que estás cumpliendo con tu trabajo.

Además, los freelance tendemos a trabajar con plazos de entrega por nuestros servicios y siempre pensamos que ‘nos queda tiempo’, con lo que acabamos dejando para más tarde los quehaceres.

Así que si alguna de estas cosas se unen para impedir que te concentres como debes has de poner manos a la obra para tratar de impedir que afecten a tu productividad. Lo más eficaz: evita la tentación de estas distracciones. Y lo primero es tenerlas identificadas.

Foto de Iosphere.

Foto de Iosphere.

Cuando la distracción provenga de otras personas que viven en el hogar como puedan ser parejas, padres o hijos busca no coincidir con ellos. Si ellos trabajan o van a clase procura que tu horario laboral coincida con el suyo para que así no estén en casa cuando trabajes.

De este modo, además, evitarás sentirte mal por no estar con ellos en sus momentos de ocio. Busca trabajar en el momento en que tu hogar esté lo más tranquilo posible.

Elige un lugar de trabajo en que haya poco espacio para las distracciones. Puede que no dispongas de una oficina propia para desarrollar tu trabajo, pero busca que la mesa en que que lo hagas esté organizada y con todo lo que necesites para trabajar.

Ha de estar libre de distracciones como puedan ser juguetes de tus hijos, revistas que te apetece leer o la lista de tareas pendientes para el fin de semana.

Ten cerca todo lo que necesites y no me refieron a documentación o material de oficina. Hablo de la botella de agua, los pañuelos de papel o la crema de manos. Una de las cosas con las que más perdemos el tiempo es cuando nos levantamos a la nevera a picar algo o vamos a otra habitación a buscar ciertas cosas que ya sabíamos íbamos a necesitar desde el principio.

Foto de Bplanet.

Foto de Bplanet.

Los aparatos tecnológicos nos facilitan mucho el trabajo pero también son la mayor fuente de distracciones. Notificaciones de redes sociales, mails que se acumulan en la bandeja de entrada, pitidos que nos avisan de que ha llegado un nuevo Whatsapp… Es prácticamente imposible resistirse a ir a mirar cada vez que sabemos que un mensaje nuevo ha llegado.

Cierto que puede estar relacionado con nuestro trabajo o que sea un cliente con algo urgente, pero tú y yo sabemos que en el 90% de los casos ese mensaje puede esperar. Mi consejo es quítale el sonido al móvil, cerrar las ventanas de las redes sociales y no fijarse (o cerrar también) en la cantidad de mails que se acumulan en tu bandeja de entrada. Cada hora chequea los mensajes nuevos, porque de otra manera estarás constantemente echando un ojo y perdiendo mucho tiempo.

En ocasiones ocurre también que la concentración no está de tu lado y es más fácil que te distraigas con cualquier cosa siendo imposible centrarte en lo que tienes que hacer. En ese caso desconecta, aunque sea por media hora, y sal de tu lugar de trabajo.

Vete a dar una vuelta, llama a un amigo por teléfono, siéntate un rato a ver la televisión…Haz algo que te permita olvidarte por un momento de eso que tienes que hacer y luego vuelve con energías recargadas.

2 comentarios en “Trabajar desde casa: cómo evitar las distracciones cuando eres freelance

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s