¿Escribir para Google o para las personas?

Desde que hace unos años descubriéramos el SEO, el posicionamiento y todo lo que podemos y no debemos hacer para aparecer entre los primeros resultados de Google hay una duda que sobrevuela la mente de cualquier persona que escriba en la red. ¿Escribo para personas o buscadores?

Ni que decir tiene la gran cantidad de ventajas que tiene posicionar correctamente tu web y destacar de ese modo dentro del sector, pero no siempre se consigue buscando palabras clave, repitiendo fórmulas hasta la extenuación y buscando un nicho en que trabajar.

O no únicamente con técnicas de SEO.

Foto de Sira Anamwong.

Imagen de Sira Anamwong.

No quiero meterme con el SEO ni mucho menos con quienes se dediquen a ello, pero sí reconocer la posibilidad de colocarte en esos primeros puestos de un modo natural. Como se hacía antes, sin algoritmos. O con un equilibrio de ambas.

Vivimos en un mundo obsesionado por los números y en internet es aún mayor es dependencia. Cuántos followers tengo, visitas recibo, personas que me dan me gusta a lo que escribo… Dependemos de algoritmos para determinar -eso creemos- si somos buenos, si merecemos la pena.

Y no es así. ¿Cuántas veces te ha pasado de hacer una búsqueda en Google y no encontrar la información que buscas a pesar de aparecerme muchísimos resultados?

A mi más de una, más de dos y más de tres veces. Blogs, publicaciones con una información sacada de la misma fuente que repiten cual papagayos. Está tan mal hecho que es evidente el origen.

Google no permite copiar contenido y supuestamente penaliza el que no sea original, pero no nos engañemos una vez descubierto el truco es muy fácil saber cómo zafarse.

No hace demasiado aún me encontré un blog que al final tenía unas diez líneas con palabras claves, unas seguidas de otras, sin formar una frase ni cualquier tipo de lógica. Y sí entre los primeros resultados de Google.

Entras, ves el percal y sales en menos de cinco segundos. Y si además tienes un poco de memoria jamás en la vida volverás a pinchar en un enlace de esa web.

Indagas un poco más o buscas de otra manera y encuentras publicaciones que tienen la información que tu buscas, redactada por personas y para que sea entendida por personas, no por máquinas que leen algoritmos.

Imagen de Kanate.

Imagen de Kanate.

En ese momento es cuando sientes un pequeño flechazo -todo depende de la materia- y sabes que volverás a esa web cuando necesites y siempre y será una referencia.

Y si te gusta mucho hasta la buscarás en las redes sociales para seguirla y compartirás sus publicaciones y te convertirás en un súper fan de esos tan codiciados por las marcas.

Esos que les ayudan, al margen del SEO, a tener muchísimos seguidores y posicionarse también en los primeros puestos, que no solo de SEO vive el hombre.

Y se consigue escribiendo sobre lo que te interesa y crees que pueda interesar a quien te sigue, no buscando nichos en que posicionarte, y con textos que surjan naturales y no sean forzados.

Así que, ¿por qué no empiezas a escribir para personas en vez de máquinas? Y siempre puedes combinarlo con un SEO natural.

PD: además, resulta bastante más divertido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s