Ocho pasos para presentar un presupuesto a un cliente y conseguir el trabajo

Una de las tareas más tediosas de los autónomos es realizar aquellas cosas que tienen que ver con el aspecto administrativo del negocio.

¿Cuántas veces te habrás quejado tú también de tener que hacer papeleo?

Y la elaboración de presupuestos es uno de esos trabajos que menos gustan, especialmente cuando no estás demasiado experimentado en el tema.

Del presupuesto que presentes, no solo el aspecto económico, depende en buena parte la decisión que tome el cliente, que se decante por ti y no por otro profesional. De ahí la importancia de elaborarlos con esmero.

Hay ocho pasos que has de seguir para que tu presupuesto conquiste al cliente y te hagas con el trabajo.

Imagen de Mister GC.

Imagen de Mister GC.

  1. Presenta siempre el presupuesto por escrito. Aunque hayas quedado en persona o hables por teléfono con el cliente entrégale el presupuesto por escrito o envíaselo por e-mail. Pero que siempre se quede con una copia en la que consultar cuantas veces necesite tu propuesto y no haya lugar a discusiones por ‘dije o dijiste’. Y si hay modificaciones respecto al presupuesto inicial incorpora los cambios y vuelve a entregárselo.
  2. Hazte con una plantilla de presupuesto. Es la mejor forma de que no te dejes nada, ni improvises precios o te olvides algún servicio. Si tienes un modelo tipo de presupuesto sobre el que trabajar será mejor el documento que presentes al cliente.
  3. Personaliza el presupuesto. Dicho lo anterior a todo cliente le gusta sentirse querido, único. Y para ello has de presentar un presupuesto personalizado. Y eso puedes hacerlo a partir de una plantilla, introduciendo datos de su empresa, particularidades propias, destacando aspectos que él te comentara …
  4. Compromete un plazo. Cuando entregas un presupuesto parece que lo que más interesa siempre es cuánto va a costar el trabajo, pero no es lo único. El tiempo en que vas a hacerlo es fundamental, así que no olvides incluir el plazo en que lo harás. Además, al crear una fecha tope te obligarás a ti mismo cumplirlo y darás seguridad al cliente.

    Imagen de Thaikrit.

    Imagen de Thaikrit.

  5. El presupuesto ha de ser un documento único. No lo escribas directamente en un mail -ahí puedes introducir el presupuesto, hacer anotaciones …, ni incluyas información ajena al presupuesto en el documento. Y si puedes convertirlo en .pdf mejor que dejarlo en un simple documento del procesador de textos
  6. Incluye todo tipo de detalles respecto al servicio. Y si es importante el precio y el tiempo en que realizarás el trabajo también lo es explicar qué es lo que harás. No escatimes en detalles a la hora de describir tu trabajo, qué incluyes en el trabajo, incluso aclarar (si fuera necesario) lo que está exento.
  7. Detalla el importe económico. Al cliente ha de quedarle claro en todo momento cuánto le va a costar el servicio o el producto, qué impuestos lleva incluidos, cuándo ha de realizar el pago y si tiene posibilidad de fraccionarlo.
  8. Incluye tus datos en el presupuesto.  Es probable que el cliente no te pida presupuesto solo a ti, sino a más profesionales así que en el mismo documento debe quedarle claro de quien es. Incorpora tus datos y forma en que puede contactar contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s