Ofrecer contenido gratuito versus de pago. Cómo hacer la transición con éxito

Vivimos instalados en la cultura del todo gratis y se ha acabado por convertir en una espiral de la que resulta muy difícil salir.

Ofrecer contenido gratuito, al igual que cualquier otro tipo de producto, es una forma totalmente válida de darse a conocer, de entrar en contacto con potenciales clientes y de mostrar tu valía.

Y el conflicto surge cuando se da el salto al contenido de pago, ante el posible rechazo de quienes disfrutaban de la gratuidad.

¿Qué ofrecer gratis y qué no? ¿Cuándo empezar a cobrar por ese trabajo? ¿Cómo hacer la transición del todo gratis al pago?

Imagen de Sira Anamwong.

Imagen de Sira Anamwong.

Vaya por delante que cualquier tipo de trabajo que te requiera invertir un tiempo, tener unos conocimientos y realizar un esfuerzo, por grandes o pequeños que sean, ha de ser retribuido.

Sin embargo, tú como muchos, has podido poner tu tiempo, conocimiento y esfuerzo de manera voluntaria al servicio dea dar a conocer tu trabajo y ha llegado el momento de empezar a cobrar por ello.

Cuando lo que vendes son contenidos de diversa índole, especialmente si es a través de internet, puede existir reticencias por parte de tu audiencia a la hora de pagar por algo que le ofrecías gratuitamente hasta entonces.

Para trabajar en esa transición del todo gratis al pago hay cinco ideas que puedes poner en práctica para obtener éxito:

1. Dale un valor añadido al producto de pago. Tiene que estar claramente diferenciado el contenido que ofrecías gratuitamente del que vas a dar ahora de pago. No puede ser una simple continuación, tiene que tener un extra importante que haga que alguien pague por él.

Imagen de Stuart Miles.

Imagen de Stuart Miles.

2. Personaliza al máximo. Cuando ofreces contenido gratuito lo habitual es que se cuelgue o se envíe lo mismo a todo el que lo pide. Sin embargo cuando es de pago si lo personalizas la experiencia será completa y es algo que tu cliente no puede encontrar en el modo gratuito. Ofrece análisis o consultas personales, algo que siempre te acercará a tus posibles clientes.

3. Haz cosas diferentes. Arriesga, plantea algo que no hubieras hecho hasta entonces, que te diferencia de tu competencia. Ya conoces a tu audiencia y sabes qué les gusta. Ha llegado el momento de usar ese conocimiento para sorprenderles.

4. Combina gratuito y de pago. Has de diferenciarlo claramente y, aún así, es una herramienta es de doble filo, porque puede hacer que no vean el extra que aporta el servicio de pago. Y, además, puede hacer que alguno de los dos se resienta, lo que afectará a tu imagen y tu relación con el cliente.

5. Premia a tu audiencia inicial. Una buena oferta es la mejor forma de atraer a quienes usaban tus contenidos cuando eran gratuitos para que se pasen a la opción de pago. Recompénsales y al ver que merece la pena seguirán contigo.

Es posible hacer la transición del contenido gratuito al de pago con éxito. Ten en cuenta que ya te has ganado la confianza y el respeto de tus clientes y es algo difícil de conseguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s