Remedios para no procrastinar cuando trabajas desde casa

Cuando trabajas desde casa, especialmente cuando inicias tu actividad, uno de los principales problemas con el que te encuentras es el de evitar perder el tiempo, que se te vaya el santo al cielo y te pases las horas haciendo algo que nada tiene que ver con trabajar.

Es uno de los míticos males de los autónomos y todos los que hemos trabajado desde casa hemos pasado por eso. Cualquiera que haya experimentado trabajar desde casa un día se ha dado de bruces con lo difícil que resulta centrarse en la labor y no hacer otras cosas que haría estando en casa.

¿Es posible no procrastinar cuando trabajas desde casa? Sí. Muchas personas lo hacemos a diario, pero también es cierto que a veces se necesita cierto de adaptación. Paciencia y consejos para triunfar y no perder el tiempo.

Foto de Tuelekza.

Foto de Tuelekza.

-Ponte un horario de trabajo. En anteriores post te he hablado de la importancia de tener un horario laboral para ser más productivo, aunque no sea rígido ni lo cumplas estrictamente todos los días, pero te ayudará a crear una rutina. Te acostumbrarás a ponerte a trabajar a determinada hora y a no dejar de hacerlo con cualquier excusa.

El horario puedes adaptarlo a tus necesidades, no debe ser el mismo que el que tendrías en una oficina. Y si, por ejemplo, tienes hijos tus horas de trabajo podrán adaptarse fácilmente a su horario de modo que te resulte más fácil conciliar y evitará pierdas tiempo de trabajo en horario de familia, que también has de tener, y viceversa.

Libérate de las distracciones. A veces no es que tú quieras procrastinar, sino que lo que hay a tu alrededor te anima a hacerlo. Deja claro a familia y amigos que el hecho de que trabajes desde casa no significa que puedas  escaquearte cuando quieras o a ellos les venga en gana.

Cierra las redes sociales, desactiva el whatsapp, incluso desconecta el teléfono si es necesario (salvo que los necesites para trabajar) y céntrate en tu tarea. Huye de todo lo que te distrae y crea tu propio espacio de trabajo, por pequeño que sea, en que no haya elementos que te lleven a perder el tiempo.

Imagen de Blackzheep.

Imagen de Blackzheep.

-Prioriza las actividades. Cuanto más te cueste hacer un trabajo, menos te concentres o más tedioso se te vuelva más facilidades tienes de procrastinar. Lo mejor es empezar la jornada, cuando estás más fresco, con aquella tarea que te resulta más difícil. Y dejar lo más sencillo para cuando estás cansado o podrías caer en la procrastinación.

Es habitual para muchos freelance contestar el mail o llamadas pendientes al final de la jornada laboral. Son tareas casi automáticas de las que resulta más difícil abstraerse incluso cuando estás cansado.

-A pesar de todos los consejos que yo te pueda dar hay veces que va a ser inevitable que procrastines. Cuando te des cuenta de que ocurre esto, reacciona. Sal a dar una vuelta y vuelve con las pilas cargadas o bien deja de trabajar en eso y dedícate a algo que sepas que puedes hacer.

-Procrastinar no siempre es tan malo. Si no puedes con tu enemigo únete a él. En ocasiones a todos nos viene bien procrastinar un poco. Puedes verlo como que te tomas una tarde libre. El problema es cuando se convierte en una costumbre o aparece el día que tienes que sacar adelante mucho trabajo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s