Las youtubers del papel couché

Hace ya tiempo que determinados youtubers, bloggers o influencers en general dieron el salto de la fama y no sólo tienen relevancia por el contenido que aportan a través de las redes sociales, sino que todo lo que hacen en su día a día es importante. O al menos, noticiable. Se han convertido en los nuevos personajes del papel couché, aunque no aparezcan en los programas del corazón. Al menos, de momento.

En las últimas semanas hemos asistido a momentos que confirman que se han convertido en los nuevos famosos más allá de que ya hace tiempo que los habían sustituido a la hora de presentar la última dieta de moda o convertirse en comentaristas por un día -aunque salgas mal parada, como le pasó a Gala González en los Goya.

isasaweis_separacion

En la prensa rosa los noviazgos, bodas, embarazos y separaciones son las noticias estrella. Y lo mismo ocurre con las youtubers, aunque no vamos a negarlo, si el tema en cuestión es pelín peliagudo y da lugar a cotilleos, mejor que mejor. Así, no es de extrañar que el anuncio de divorcio de Isasaweis -conocida por tener un canal en que lo mismo da trucos de belleza que recetas de cocina- generara revuelo en las redes sociales y en los medios que se consideran ‘más serios’.

¿Qué interés puede tener que una persona que asesora sobre maquillaje y cocina pueda separarse? A simple vista yo diría que ninguno. La realidad es que en dos meses el vídeo supera las 400.000 visitas y el día que dio la noticia el canal llegó a colapsarse por la demanda de información.

¿Esto es mucho? ¿Poco? Pues depende. Si lo comparamos con los vídeos que había subido en las semanas previas supone un incremento de más del 400%, puesto que ninguno de ellos había llegado a las 50.000 visitas. Lejos se queda, sin embargo, de alguno de los vídeos más memorables de la youtuber asturiana, como el de hacerse un moño con un calcetín que seis años después roza los cuatro millones de visitas.

Hay que tener en cuenta también que ese fue el ‘lanzamiento’ de Isasaweis y que han pasado seis años para acumular visitas, mientras que el vídeo de su separación tiene un mes de vida.

¿Sale rentable contar temas personales en las redes sociales? A simple vista, tirando de números, parece que sí. Hace mucho ruido, genera muchas visitas, pero eso no siempre significa suscriptores, porque no se mantienen esos números. Y, además, tiene otro lado menos amable. En el momento que tú lo haces público se abre la veda para que todo el mundo comente sobre el asunto con lo que incluso puede acabar por dañar a tu imagen porque se crean debates que en nada tienen que ver con los motivos por los que eres conocida.

marina_joyce_secuestro

Pero si anunciar tu divorcio es rentable, ¿os imagináis lo lucrativo que puede llegar a ser que te conviertas en una noticia de sucesos porque puedes estar secuestrada? Eso fue lo que le pasó -ojo, me lo tomo con ironía porque en ningún momento me lo creí- hace un par de semanas a Marina Joyce, una joven youtuber británica que tenía una comunidad modesta de seguidores y de la noche a la mañana se convirtió en un fenómeno mundial gracias al hastag #SaveMarinaJoyce.

Sus seguidores creían que podía estar secuestrada y estar siendo maltratada por su novio porque en los últimos vídeos aparecía con moratones, se veía una escopeta al fondo, se comportaba de forma rara y en una de las grabaciones se escucha en susurro help me”. ¡Ya tenemos montado el drama! Y de paso el contador de visualizaciones echando chispas.

El vídeo en que se oye ese susurro acumula más de 33 millones de reproducciones, cuando los anteriores no llegan siquiera al medio millón (y eso después de que Joyce se haya convertido en un fenómeno mundial). A las horas de que sus fans iniciaran la campaña de rescate en redes sociales la policía fue a su casa a comprobar que estaba bien y todo volvió, más o menos, a la normalidad.

De fondo parece que hay un problema de drogadicción y los nuevos vídeos que ha sacado desde entonces no generan tanto interés, pero sí el suficiente como para tener patrocinadores, aunque sigue comportándose de una forma un tanto rara.

Parece que exponer tu vida privada es rentable desde el punto de vista de visitas y posible rendimiento económico, pero visto lo visto -y ha pasado menos de un mes en ambos casos- es una rentabilidad efímera que puede hacer un daño a largo plazo en la imagen.

Un comentario en “Las youtubers del papel couché

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s