Cómo volver al blog

Septiembre es un mes de comienzos para muchos y el momento en que se hacen listas de propósitos porque de la de Año Nuevo ni nos acordamos dónde la guardamos. Volver al blog o darle un empuje para convertirlo en profesional seguro que es uno de esos buenos deseos de mucha gente. Puede que de ti mismo.

Tener un blog conlleva tiempo y trabajo y la disciplina se vuelve imprescindible para mantener esa continuidad que te reclama tu audiencia -y también Google. No siempre es fácil conseguirlo y mucho más difícil es aplicársela cuando no se ha tenido.

Si eres de los que piensa iniciar el curso volcándose en el blog hoy te traigo siete consejos para conseguirlo sin morir en el intento. ¡Empezamos!

recuperar_blog_consejos

  1. Planifica. Seguro que lo primero que has hecho ha sido sentarte ante el ordenador y empezar a escribir con ansias por darle al botón de publicar. Escribir está bien, nunca te diré lo contrario, pero mejor guárdalo en borradores. Lo primero es planificar una estrategia. Piensa si quieres mantener la línea que tenías, sobre qué temas trabajar, cada cuánto publicar -sé realista, piensa varias ideas para post y organízalas en un calendario blogger de tal manera que ‘veas’ tus publicaciones de las próximas semanas.
  2. Márcate unos objetivos. Con un plan en la mano márcate unos objetivos a los que quieres llegar y el tiempo en que hacerlo. Sé realista y no escondas ese documento, tenlo visible para ir recordándote que tienes una meta por alcanzar.
  3. El diseño no lo es todo. Etapa nueva, diseño nuevo. ¿Eres de los que piensa así? Yo misma lo hago y es bueno, pero es un error hacer prioritario el aspecto del blog al principio. Me me vuelco tanto en cómo quedará el blog que pierdo tiempo y esfuerzo. La imagen de tu espacio es importantísima pero no es lo primero que has de hacer y has de tener en cuenta que ha de ir acorde a la planificación de la que hablábamos en el punto uno. De lo contrario sería como decorar tu casa antes de levantar los tabiques.ideas-volver_blogging
  4. Reposa las ideas. Puede que tengas muy claras las ideas y si es así es una suerte. En caso contrario déjalas reposar una noche, incluso cuéntale a un amigo lo que piensas hacer y déjate aconsejar. De nada sirve que empieces muy fuerte si dentro de un par de semanas cambias de idea. Si tienes las cosas claras desde el principio será mucho más fácil ser constante y conseguir los objetivos que te has marcado.
  5. Prepara varios posts. Seguro que estás ansioso porque tu comunidad vea que has vuelto y quieres empezar a publicar entradas. No lo hagas sin saber cuándo podrás sacar la próxima. Para evitarlo lo mejor es tener preparados varios posts de reserva que puedas ir publicando mientras preparas nuevos contenidos.
  6. Comunica a tu audiencia el cambio. Todo cambio importante ha de ser notifiicado y si vas a modificar la temática del blog o aspiras a hacerlo más profesional tus lectores deben saberlo. Además, si mientras planificas dejas de publicar pueden pensar que has desaparecido. Para evitarlo explícalo en tus redes sociales o si lo crees necesario escribe un post en que se lo cuentes con detalle.
  7. Disfruta de la nueva etapa. Todo comienzo es una aventura y como tal debes sacarle el máximo provecho y disfrutarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s