El secreto para ser constante y alcanzar el éxito con tu blog

El éxito de un blog no es fruto de un golpe de suerte o de un par de días de inspiración. La manera de conseguir tráfico, seguidores y el cariño de Google es con un buen trabajo continuado en el tiempo. En definitiva, que la audiencia y los buscadores vean que te lo tomas en serio y que no es el capricho de un día.

Esto va a llevar su tiempo, tenlo en cuenta. No  esperes resultados en un par de semanas ni tampoco sirve que un día escribas tres posts y luego estés un mes sin actualizar. Aunque creas que eso es bueno porque generas contenido, todo lo contrario, porque se percibe una falta de constancia que juega en tu contra. Lo que necesitas es, precisamente, constancia para que se cree una relación estable entre tú y tu audiencia.

Foto de Unsplash.

Foto de Unsplash.

Hay factores diversos y particulares que pueden afectar en el éxito de un blog pero el pilar fundamental para conseguirlo es la constancia. Es algo necesario en diversos aspectos de tu vida y algo que ya sabrás si, por ejemplo, alguna vez te has puesto a dieta y has intentado durar más de dos semanas.

Una vez te acostumbras a comer alimentos más saludables y a hacer algo de ejercicio lo adoptas como una rutina, como si fuera lo más habitual, y lo haces de forma natural. No te cuesta tanto. Con el blog pasa lo mismo: tienes que introducirlo dentro de tu rutina para que funcione.

¿Cómo conseguirlo?

Decide si el blog es un pasatiempo o de verdad quieres que sea algo más, que te permita tener una salida profesional, afianzar tu marca personal o crear una comunidad en torno a uno de tus hobbies. Si optas por las últimas posibilidades ten en cuenta que te va a llevar tiempo. No basta ponerse a escribir en las horas muertas de la oficina. Exige un compromiso por tu parte y tú eres el único que sabe si va a poder cumplirlo.

Una vez has dicho que sí has de ver cómo lo materializas. Mi recomendación es buscar uno o varios momentos determinados a la semana para trabajar en el blog. Siempre el mismo. Procura que sea un tiempo exclusivo para idear, planificar, escribir y hacer crecer tu comunidad. Probablemente al principio no tengas claro cuál es el mejor momento, pero en cuanto vayas probando lo encontrarás.

Foto de Pinterest.

Foto de Pinterest.

Si sabes que, por ejemplo, las mañanas del domingo son para el blog no te costará nada ponerte a ello después de haber tomado el café. Lo harás de forma natural porque tras varios días habrás conseguido incorporarlo a tu rutina. Y ese es un momento sagrado -salvo urgencias y causas de fuerza mayor.

Siempre te digo que la organización del blog es algo fundamental y cuando estás intentando mantener una constancia es aún más importante. Te ayudará a saber qué tienes que preparar cada semana, no perder ninguna idea de post ni un acontecimiento de importancia -un calendario de eventos te ayudará a que no se te olvide nada.

La mejor forma de saber si tu blog está teniendo éxito es cuantificando. Chequea el número de visitas, de lectores, tu impacto en las redes sociales, cuáles son los temas que más gustan, los que menos… Esto también te dará una idea de por donde ir. Confirmar qué es lo que de verdad interesa a tus lectores y lo que no te ayudará a crear el contenido que ellos quieren y buscan.

Siguiendo estos pasos conseguirás mantenerte fiel a tu blog, lo introducirás en tu rutina habitual y no te costará trabajo trabajar en él. Eso tiene recompensa: conquistarás a Google y tu audiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s