¿Es el copywriting para mi?

Seguro que has oído  mucho sobre el copywriting pero no acaba de quedarte claro si es algo para ti. Si estás leyendo este post es porque estás interesado en mejorar tu blog, la comunicación con tus clientes o los textos de tu web. Si te encuentras en alguna de estas circunstancias sí, el copywriting es para ti. Y si no lo estás es probable que también te interese.

Por buscarle una traducción fácil al castellano podríamos definir el copywriting como la escritura persuasiva, un modo de dar forma a los textos que para convertir en irresistible el producto, el servicio del que hablas o conseguir que quien te lee actúe de una determinada manera. ¿Cómo puede no ser eso para ti?

error_blog

Cuando se elabora un texto ha de hacerse para que cumpla un objetivo concreto y que varía en función de lo que busquemos. Puede que tenga por fin que el cliente te pida un presupuesto, que compre directamente, fidelizarlo o que recapacite sobre un servicio, por sólo mencionar algunas. No se escribe de igual manera cuando se busca vender que cuando se busca crear una relación a largo plazo.

Por ello no se escriben del mismo modo los textos de una newsletter que las descripciones de productos de una tienda online. Saber qué palabras usar, longitud de los textos o forma en que dirigirte al posible cliente es algo que se aprende con el copywriting.

Así que, para empezar, el copywriting puede ayudarte a saber qué buscas con lo que escribes. Puede darse el caso, especialmente cuando se empieza, de que crees contenido un poco sin sentido. Lo que te importa es la cantidad, pero no te fijas en si es algo que servirá para atraer clientes a tu tienda online o para conseguir seguidores en redes sociales.

Puedes estar en un momento en que buscas hacerte visible y eso se consigue volcándote en redes sociales, así que debes trabajar ese contenido específico. Otras puede que te interese posicionarte en los buscadores por un tema particular y entonces es cuando has de centrarte en crear post sobre ese asunto.

Cada contenido que crees has de hacerlo de acuerdo a un objetivo concreto. Para conseguirlo lo mejor es hacerlo al revés: marcarte unos objetivos y a partir de ellos determinar qué contenido vas a crear, qué forma vas a darle y cómo vas a hacerlo llegar a tu audiencia. Siempre pensando en lo más adecuado para alcanzar tus metas.

Foto de Praisaeng.

Foto de Praisaeng.

El copywriting tiene su origen en los creativos publicitarios (copy) encargados de crear un eslogan o un anuncio que entre por los ojos y haga que todo el mundo quiera tenerlo en su casa. Eso era antes, cuando eran capaces de vender productos a gente que no los necesitaba y para conseguirlo llegaban a crear una necesidad que no era tal.

Ahora se ha avanzado y el copywriting se usa para establecer una relación directa con los posibles clientes. Concreta mucho más el tipo de personas a las que se dirige, son aquellos que realmente tienen esa necesidad y que tú puedes satisfacer.

No se trata de convertirte en un charlatán de feria, como en algunas ocasiones me han llegado a insinuar, sino que tiene detrás un proceso que es mucho más complicado. Has de conocer a tu audiencia, qué es lo que le preocupa, qué es lo que le necesita y qué es lo que está dispuesto a hacer para conseguirlo.

A partir de ahí tienes que ponerte en su piel y escribir aquello que le haga reaccionar y pase a la acción, incluso que descubra esa necesidad que hasta entonces no se había parado a pensar que tenía. El copywriting te ayuda no sólo a vender más sino a crear una relación más cercana y duradera con tus clientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s