Los cinco pasos para conquistar a un cliente

Una relación de pareja hay que cuidarla y atenderla. Y en las relaciones que tienes con tus clientes pasa algo muy parecido. A veces entre las parejas se da el flechazo pero otras es necesario un cortejo, conseguir que la otra persona se enamore de ti para estar juntos. Con los clientes pasa exactamente lo mismo.

En un mundo en que hay muchos peces en el mar no puedes esperar que tus clientes se enamoren de ti por acción de Cupido, pero sí puedes seguir estos cinco pasos con los que conseguirás que caigan rendidos a tus pies y no te cambien por nadie.

Imagen de Alexas_fotos.

  1. Cuando quieres conquistar a alguien le haces sentir especial, que para ti no hay nadie ni nada más importante que él. Con un cliente ocurre lo mismo. Has de cuidarlo y mostrarte con él como si fuera tu único cliente. Que vea que tienes un interés real en él y su proyecto, que no sienta que es sólo una transacción económica.
  2. La comunicación es fundamental en una relación amorosa y en una de trabajo. Háblable de la misma forma que él te habla y respóndele a través del mismo medio. Si te envía mails será porque le viene mejor que hablar por teléfono  y si no te manda Whatsapps no lo hagas tú. Espera a que sea él quien dé el primer paso.
  3. No le agobies, lleva la relación como a su ritmo. Una cosa es conquistar y orta acosar, son muy diferentes y hay gente que no sabe donde llega el límite de una y otra. No seas de esa clase de personas. Si él te trata de usted no empieces a tuitearle, si mantiene las distancias respétalas, si no quiere darte tu mail con fines comerciales no le mandes una newsletter todos los días. Sí, eso sería acoso.
  4. Ponte en valor, a nadie le gusta que su pareja se infravalore. Haz lo mismo con tu cliente, demuéstrale lo que vales y haz que se sienta orgulloso de ti. Muestra tus valores y reconocimientos para que te aprecie como te mereces.

    Imagen de Pexels.

  5. Personaliza todo lo que hagas, que sienta que sólo puede ser para él. Si te tatúas el nombre de tu pareja sabrá que lo vuestro va en serio, que eres único para él. A tu cliente personalízale al máximo todo lo que le ofreces, comenzando por el presupuesto. Suele ser cuando os conocéis por primera vez y si ve que le haces una previsión personalizada, no le mandas una lista de tarifas tipo, sentirá que de verdad es especial y ese puede ser el comienzo de una importante relación.

En una relación no vale con conquistar a la otra persona y dejar que las cosas vengan solas, hay que currárselo día a día, estando en las buenas y en las malas. En una relación con un cliente ocurre lo mismo.

Puede costarte conquistarlo, pero una vez que es tuyo no debes confiarte, has de seguir trabajando para que permanezca a tu lado y que lo haga con el convencimiento de que no hay nadie mejor para él.

Y del mismo modo que cuando una relación ya no da más de sí, está agotada con un cliente has de reconocer si habéis llegado a un punto muerto del que no vais a sacar nada en limpio ninguno de los dos. Siendo así, mejor dejarlo como amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s